martes, 4 de marzo de 2008

Hoy es el aniversario de Vivaldi

Hoy hace exactamente 330 años (1678) nació en Venecia uno de esos pequeños genios de la musica bajo en nombre de Antonio Lucio Vivaldi conocido como il prete rosso, quien compuso alrededor de 770 obras aunque la más conocida es y seguirá siendo Las Cuatro estaciones, a continuación mi parte favorita, el Otoño:



Vivaldi era hijo de un barbero convertido en violinista el cual fue su primer maestro, Vivaldi tomó los hábitos en 1693 y ya oficiado como sacerdote sigió componiendo aunque en un principio su fama se sustentaba en el prodigioso manejo del violín, a los 25 años fue contratado en un Orfanato de niñas a las cuales les dedicaba sus composiciones musicales, pero fue hasta que se encontró con Anna Giraud, una joven cantante con quien haría mancuerna el resto de su vida y a quien le dedicaría una de sus obras litúrgicas más importantes, Gloria:



Vivaldi sup sortear las dificultades con las distintas instituciones pues se mantuvo por casi toda su vida en el pináculo y en el gusto de las instituciones, al final por diversos giros de la fortuna y como casi todos los músicos murió solitario y en la miseria. Su obra se perdió en el olvido momentaneo hasta que su contemporaneo y gran fanñatico J. S. Bach (1685 - 1750) rescató, después de literalmente peinar toda Venecia, la mayor parte de sus obras y de, a su vez, retomar y mejorar las inovaciones musicales de Vivaldi, posteriormente decayeron juntos, pero gracias a Felix Mendelssohn (1809 - 1847) quien rescatara a Bach para futuras generaciones, también de paso lo lo hizo con Vivaldi.

La música barroca italiana de Vivaldi ofrece contrastes sutiles y emociones mas refinadas que ninguno de sus antecesores, parte de su importancia como músico radica en haber consolidado la estructura del concierto como género pues antes de él no existiía el concepto; mientras Torelli y Corelli entre otros habían planteado el diálogo entre solista y orquesta, pero fue Vivaldi quien la estructuró de una manera más compacta; así como la forma ternaria simple: Exposición, Desarrollo y Reexposición del Tema.

La reputación de Vivaldi, se impuso asimismo en Alemania, donde Johann Sebastian Bach analizó y transcribió, desarrolándo sus composiciones instrumentales, creando arreglos de sus obras para ser interpretadas en instrumentos de teclado. Bach desarrolló aún más la forma establecida por Vivaldi, aplicando nuevos principios como la polifonía, y el uso de dos secciones en la exposición del tema. (Forma Ternaria Compuesta).

Otra aportación fue el desarrollo del Concierto para Solista, que logra un desarrollo contrapuntístico y armónico más fluido que el que existía anteriormente. Vivaldi compuso desde conciertos para un solista hasta mas de una docena de solistas.

Esta es parte del concierto para dos mandolinas que es de sus mejores cosas:

1 comentario:

Alicia dijo...

Lástima que por cada genio que el mundo tiene la fortuna de recibir, hay 1000 imbéciles...

Esa es Música...=)