jueves, 28 de junio de 2007

Berlin Alexanderplatz

Berlin Alexanderplatz de Alfred Döblin se publicó en 1929. En ella se relata la historia de Franz Biberkopf, un criminal de poca monta de caracter ambibalente que oscila entre la ternura y la calidez a la violencia y la brutalidad, él, recién liberado de prisión, sin perspectivas y metas se encuentra con un entorno aún mas agresivo del que había salido en el que le ocurren diversas situaciones que llegan a su cúspide cuando Reinhold, su misterioso mentor, proxeneta, criminal y muy probablemente un demonio tal cual, asesina a la prostituta con quien el protagonista se había estado relacionando, mas como tabla de salvamento que por amor, pero después del hecho, Biberkopf quien lo único que lo motivaba era su creencia de que el ser humano es bueno sin importar lo torcido que éste sea, se da cuenta de que es incapaz de salirse de ése mundo y entra en un torbellino que lo arrastra hacia el inframundo de la degradación y la deshumanización total.

La novela está situada en el Berlín de los 20’s en el distrito Alexanderplatz, que en aquel entonces era un distrito de la clase trabajadora; la novela tiene ciertas reminiscencias con James Joyce, con Thomas y Henrich Mann de quienes el propio autor aceptó tener ciertas inspiraciones como el hecho de usar diversos puntos de vista para narrar la historia o usar otras fuentes literarias para complementar o puntualizar algunos hechos.

Se han derivado diversas adaptaciones de éste libro, siendo la más importante la realizada por Rainer Werner Fassbinder, la cual salió al aire originalmente en 1980 en forma de miniserie de 14 capítulos (15 ½ horas) adaptados muy fielmente del texto original de Döblin por el mismo Fassbinder, que resultó tener todos los elementos que el director había utilizado durante su filmografía y la obra terminó siendo aún más oscura, deprimente y degradante que el original, con una mayor fuerza creativa; para esto también se apoyó en la interpretación de sus actores/creaciones: Günter Lamprecht (Das Boot, The Marriage of Maria Braun), Hanna Schygulla (The Bitter tears of Petra von Kant, Lili Marlene, The Marriage Of Maria Braun, The Night in Verennes), Barbara Sukowa (Lola, Rosa Luxemburg, Homo Faber), Elisabeth Trissenaar (In a Year of 13 Moons, The Stationmaster's Wife, The marriage Of Maria Braun) y Gottfried John (Dispair, In a Year of 13 Moons) que, como todos los que trabajaron alguna vez para él, resultaron ser moldes de alguna parte de la personalidad del propio director.

Desde su estreno ha generado una gran crítica a su favor y ha sido elevado al nivel de culto tanto en Europa como en América (dónde se estrenó en 1983); desde 2006, la serie se comenzó a restaurar y remasterizar y en febrero de éste año Berlin Alexanderplatz: Remastered se estrenó en el Festival Internacional de Berlín, dónde el recibimiento volvió a ser apabullante; a finales del año se estrenará en DVD por parte de Criterion Collection.

El Cumplimiento – y el Origen.

Susan Sontag sobre BERLIN ALEXANDERPLATZ de Rainer Werner Fassbinder.

Fassbinder ha tenido éxito donde los demás se han frustrado – él ha filmado virtualmente toda una novela. Más aún: ha realizado un gran filme, y uno que es completamente fidedigno a una gran novela sin apartarse de sí mismo.

El cine de Fassbinder esta lleno de Biberkopf (el personaje principal de Alexanderplatz) – es víctima de una falsa conciencia. Y lo anterior hace que el material de Berlin Alexanderplatz sea una prefiguración a través de los demás filmes que le precedieron, los cuales recurrentemente el sujeto tiene una vida dañada y vive una existencia marginal – criminales de poca monta, prostitutas, travestís, inmigrantes, depresivas amas de casa y obreros obesos al final de su día y de su propia vida. Más específicamente, escenas como la del matadero en Berlin Alexanderplatz son anticipadas por diversas secuencias en “Bait” o en “In a year with 13 Moons”, pero Berlin Alexanderplatz es más que un resumen de las temáticas principales de Fassbinder. Fue el cumplimiento y el origen de su cinematografía.

Es un logro posible gracias a la televisión, pues en realidad no es una serie como tal que está compuesta por episodios designados para ser vistos en intervalos; las partes de éste serial no son precisamente episodios y se disminuye su apreciación de verse de ésta forma durante las 14 semanas que dura (como yo la vi la primera vez, éste invierno, en la Televisión Italiana). Una mejor forma de verse es como lo realizaron en la presentación de Nueva York, en dónde se dividió en cinco segmentos de aproximadamente tres horas de duración. Verla por ejemplo, por tres o cuatro días consecutivos es mejor pues mientras más se vea por periodos cortos de tiempo, más se asemejará más a la forma en que se lee una novela tan extensa, con máximo placer e intensidad.

En Berlin Alexanderplatz, el cine, que hibrida el arte, ha logrado finalmente algo de la forma dilatoria, abierta y de poder acumulativo que tiene una novela, siendo tan larga como ésta y al mismo tiempo siendo teatral.

Susan Sontag (Extraido: Susan Sontag, Novela al Filme. En: Vanity Fair, Septiembre 1983)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante el post, muchos saludos desde Mexico!

Anónimo dijo...

Interesante post, estoy de acuerdo contigo aunque no al 100%:)

vikupeck dijo...

great post as usual!

paxil