sábado, 21 de julio de 2007

Adios a nuestros recuerdos infantiles!!!!!

¡Odio a Michael Bay, deseo que se muera tras una larga y dolorosa agonía!
Es una frase dura, pero real, si hay algo que sea peor que hacer una mala película es que hagan una pésima película que se meta con nuestros recuerdos infantiles como lo hace Transformers.

Basado en la serie de televisión Transformers Generation 1 que salió al aire de 1984 a 1987 (justamente en la época de mi bella infancia) y que continuó su vida en comics, juegos de video y por supuesto en otras series televisivas como Transformers Generation 2 (1992-1995), Transformers: Beast Wars y su continuación Transformers: Beast Machines (1996- 2001), Transformers: Armada (2002), Transformers: Super Link (2004) y finalmente Transformers: Cybertron (2005), series que si bien no eran una maravilla si contaban con muchas cosas a su favor como el ser una serie original, aunque creada por una compañía de juguetes (Hasbro) específicamente para vender juguetes, pero los personajes eran entrañables (como Jazz o Megatron entre otros) con personalidades específicas y sumamente atractivas que representaban la lucha entre el bien y el mal en terminos simples pero precisos que no tienen ninguna intención más allá que el entretenimiento puro y simple.
La película rompe todos los elementos de las series, fue tratada con todos los elementos esenciales para ser un blockbuster, tiene Robots buenos, Robots malos, historia mediocre de amor entre la chava (Megan Fox, que en verdad esta de buen ver pero que nomás no pasa de ser un agradable póster) y el chavo (Shia LaBeouf, que es su primer protagónico), el tradicional héroe de acción (Josh Duhamel, el actor de Las Vegas representando uno de los heroes de acción mas mediocres de la historia del cine, en particular lcuando participa en escenas donde actua sin que realmente tenga que hacerlo, resultando un incoherente Macho-Man), producción del Señor Spilbergo, Efectos Espaciales impecables gracias a Indutrias Light and Magic y un merchandising impresionante, pero en particular lo que se esta convirtiendo en un punto clave de cualquier película veraniega: la falta de un guión (ya no digamos de un guón coherente, sino de un guión en si).
La dirección de Bay es cada vez más mediocre conforme hace una nueva película, la profundidad de los personajes humanos es nula como lo son los dialogos y las explicaciones que motivan la acción y lo que parece peor, la película esta llena de chistes baratos que en momentos resultan insoportables o dolorosos como la escena en que todos los Autobots se están escondiendo en el jardín del protagonista y nadie los escucha (realmente mediocre y productor de aneurismas a la audiencia), la actuación en general es pésima, particularmente la de las féminas (Megan Fox y Rachael Taylor que realmente deberían de dedicarse a quitarse la ropa pues nomás no se les ve por dónde); sin considerar que desespera ver a John Turturro en su peor actuación (por suerte sabemos que es un muy buen actor de cine independiente) y sale John Voight siendo John Voight.

La música de Steve Jablonsky es igual que cualquiera de la dupla Michael Bay/ Jerry Bruckheimer, común, corriente, patética y peor que la de las series de televisión de los 70’s, mientras que la fotografía de Mitchell Amundsen es igual a cualquiera de todas las películas de acción desde Armageddon (1998), cortes rápidos, movimientos de cámara rápidos, maeradores y casi siempre sin un sentido reál. Hablando de Jerry Bruckheimer es la primera vez, después de seis películas que no produce a Michael Bay, ¿Será que después del descomunal fracaso de The Island (2005) rompieron su sociedad?, mejor que se dedique a la televisión (CSI sigue siendo una muy buena opción).
De lo peor de la película son los robots en sí, los diseños están espantosos, en particular los de los Decepticons y mas específicamente el de Megatron; la animación de los robots y la transformación de éstos en máquinas y viceversa es estupenda aunque pierden su esencia de autos al ser robots, cosa que no sucede en la serie animada y las peleas entre Autobots y Decepticons no pueden pedirle nada a la tecnología de ILM, mis respetos a los animadores, pero aunque ése espectáculo sea entretenido, lo que más se pierde es que los personajes robóticos carecen de personalidad, son fríos y básicamente se concluye la película sin que exista un vinculo entre ellos y el espectador como el que sí había en las diversas series y que, además de ser algo muy característico, era lo que diferenciaba a cada uno de ellos y que atraía tanto pues incluso en ciertas ocasiones denotaban que los robots eran más humanos que muchos de los humanos; pero ésta versión live action es totalmente incoherente, desarraigada y estéril.
Finalmente, las peleas son demasiado rápidas y confusas para el espectador, siendo lo peor la pelea final entre Magatron y Optimus Prime pues es realmente una enorme perdida de tiempo ya que es muy corta y realmente no se aprecia nada. Otro punto medocre es que todos los autos sean Chevrolet (¿No tenían presupuesto para conseguir los derechos de otras marcas?), eso sí, es una gran ironía ver la película en Cinemex pues ponen un anuncio de Doge justo antes de comenzar la película.

Otro boleto es el guión, que además de ser superficial, es incoherente e insustanciál, además de tener huecos impresionantes de acción y continuidad, varios personajes que los dejan al aire, la llegada de los primeros Transformers a la tierra ni siqueira se menciona, la historia del abuelo del personaje que realmente es una de las excusas mas mediocres para la interacción del personaje principal, el porque todo empieza en Qatar (posición geopolítica de los EUA), el porque todos accedan a las zonas de alta seguridad como si fuese su casa, el porque no mencionan el energón y que sucede con muchos de los robots recién formados.
Lo único mas o menos rescatable con las referencias anti-Bush que abundan (medicremente pero ahí están) en la película; el único personaje gubernamental es el Secretario de Defensa (interpretado por John Voight) mientras que la única referencia del presidente de los EUA esta literalmente descansando en su cama, al igual que la denotación de que el ejecito de los Estados Unidos es totalmente inútil. Pero en esencia, la película debería ser prohibida totalmente y los creadores de ella deberían de ser arrestados y lanzados al fondo de una mazmorra hasta que se pudran y a Michael Bay, esperamos que le de cáncer y que sufra durante muchos años antes de su fin… Añoramos la serie de televisión, todas y cada una de ellas, las cuales, por suerte ya la están vendiendo a precio amigo.

2 comentarios:

Alicia dijo...

Si caray está re-pinche una pelicula pa pubertos aunque me reí dos veces lo reconozco, pero por mala...ya te vas a dejar ver??

AEGM dijo...

Pelmazo no exageres, esta mala pero tanto como pense que iba a ser. Por cierto OJT me quedaste mal para verla.

1.- Megan Fox no esta de buen ver, esta mega-super buena. Es más salva la pelicula la escena cuando abre el cofre del auto. No mames me vine en seco.

2.- Te aseguro que más que no tener presupuesto Chevrolete fue la que más pagó, ya que era el "lanzamiento" del nuevo Camro, Bonito auto por cierto (no todos eran chevys Baricade es un ford)

3.- Concuerdo en que los efectos son de primer nivel, todos los autos fueron desarmados, para ver como se podian mover las piezas.

4.- Concuerdo el guión es malo y mucho, la historia es insipida y los personajes unidimensionales, pero Megan Fox uffff!!!!!!.

5.- Las peleas son malas cierto y a jazz le reparten su madre en menos de tres segundos. (era un solstice lo merecia, por puto). Megatron nunca saca su super bazzoka y el diseño les quedo del nabo.

En conclución salí satisfecho del cine, fue mala y mediocre pero menos de lo que pense que iba a ser. Faltaron detalles imprecindibles de la serie, pero no se puede tener todo.