martes, 17 de julio de 2007

La poruqería de la Semana en el CINE

Pregunta:
Tienes una serie basadas en los libros mas vendidos alrededor del mundo, un presupuesto que podía hacer funcionar a un país de África durante un milenio y prácticamente al mismo cast desde la primera película...¿Por qué Puta Madre ponen a un director principiante (aunado a un guionista mediocre) a dirigir la quinta (y la futura sexta) parte de un blockbuster como Harry Potter?

Junio y julio se supone que son los meses de los grandes estrenos en la cartelera comercial, y hasta el momento nomás nada ha solidificado como debería...Shrek Tercero, Fantastic Four: Rise of the Silver Surfer, Live Free or Die Hard, Oceans 13, ni siquiera Spider-Man 3 del que adelantaron el estreno un mes antes para evitar encontrarse con los tres estrenos fuertes del verano: Harry Potter and the Order of the Phoenix, Transformers y The Simpsons.
La principal razón de que el verano fuese una mugre es porque bajaron el nivel de las películas para adaptarlas a las audiencias infantiles (que después de la matanza de Cho Seung-hui en su escuela secundaria los malditos gringos han de querer educar desde la pantalla grande a sus nuevas generaciones, es decir que en lugar de no invadir a otros países, deciden inmiscuirse en la industria cinematográfica).

Spider-Man 3 tiene algunos momentos entretenidos y la trama es correcta (aunque hay varias cosas que se salen del universo del personaje en sí), pero al final resulta ser un espectáculo para los infantes desde el momento en que unen fuerzas Green Goblin y Spidy vs Sandman y el Venom puñetero (que solo aparece 2 minutos en pantalla); otro ejemplo es Live Free or Die Hard que de ser “Rated R” como las anteriores, resultó ser “PG-13”, es decir clasificación B de acuerdo a Gobernación (aunque al parecer sigue siendo de las mejores opciones en el cine), y ni que hablar de Fantastic Four o Shrek tercero que de ser más infantil sería recomendado por Matha Debayle.
Pasando a Harry Potter and the Order of the Phoenix, en los trailers daban la imagen de que sería una especie de Lord of the flies (1963, 1990) o Toy Soldiers (1991) pero con magia, y al final resulta que nada de eso se solidifica; la trama reza que después de que Lord Voldemort, el señor oscuro, regresa y mata a uno de los estudiantes, Harry Potter se encuentra atacado a cada minuto por espíritus que nadie parece saber de donde vienen, aunado a una especie de bloqueo mediático en su contra (al más puro estilo del Excelsior y de El Universal durante la época del PRI) y un complot bien barato para sacarlo de la jugada que se resuelve bien mediocremente y sin sustancia; después de enterarse de que Lord Voldemort esta armando su ejercito, los buenos (o políticamente correctos) comienzan a armar su ejercito underground (La Orden del Fénix de título que termina siendo un nombre genérico y si importancia real dentro de la historia).
Mientras en la escuela el rector Dumbledore lo cambian por una madam inglesa (Imelda Staunton) que pone a la escuela en un régimen marcial que se quiere asemejar a Auschwitz pero no llega ni al régimen de las secundarias técnicas de la SEP; todo lo anterior mientras el personaje de Harry Potter intenta tener un conflicto del peso de su poder y de la responsabilidad futura que lo aleja de sus amigos, haciéndolo momentáneamente ser un personaje introspectivo que busca asemejarse al conflicto de Frodo en Lord of the Rings: The Return of the King, pero está mediocremente actuado aunado que no tiene sustancia y termina resolviéndose por arte de magia (han de creer que como se trata de una película de magos, por magia se deben de resolver los conflictos existenciales de las personas). !Gracias Hollywood¡ por degradar los conflictos existenciales de las personas a 4 minutos de sufrimiento en pantalla.
La resultante revuelta de los maguitos mediocres esta mas cerca de La Venganza de los Nerds (1984) que de V for Vendetta (2005) (y ya saben que no la considero una buena adaptación ni una excelente película pero al menos el espíritu rebelde de la novela gráfica se mantiene en toda la película); al avanzar la película se liberan a un montón de magos malos (que suponemos estarán asechando al Potter en las subsecuentes películas), se muere el personaje de Gary Oldman a lo pendejo y sin gracia, si queremos una muerte en pantalla queremos que sea sangrienta y dramática, no la tarugada que ponen (se desvanece mientras asciende a un fondo blanco como si se tratara de “Camino al Cielo”) y para colmo Voldemort es una nena sin nariz (literalmente) que desde la primera parte de la saga te hacen pensar que es un verdadero cabrón, de esos que los ves y te surras de miedo como Darth Vader o Dr. Anibal Lecter pero en la realidad es que nomás no jala enteramente como villano (gracias al cielo el maquillaje no deja que Ralph Fiennes se reconozca, así no lo recordarán las generaciones futuras como el villano de la serie), la pelea entre Harry Potter y Dumbledore contra Lord Voldemort además de durar un minuto no tiene peso, y hace que uno se pregunte si el protagonista es tan chingón como te lo han pintado pues si el villano no es la gran cosa y el tal Potter nomás no se le asemeja y supuestamente la pelea final es entre ellos a muerte, esperamos que ambos se mueren en un accidente de trafico pues no se ve que la pelea vaya a valer la pena fletarse 2 horas de película por verlos. Finalmente ni los fans salen contentos con ésta adaptación, es muy tediosa y sin sentido lo que aporta a la serie; personalmente me molesta que el trailer anuncie algo que después no se cumple.
Solo nos quedan dos películas para terminar los blockbusters de éste verano y Transformers dudo que esté buena (el diseño de los personajes, en especial el de Megatrón esta para tirarse al alcohol hasta que a uno le de cirrosis); por lo tanto la descartamos de antemano y solo nos queda The Simpsons, que tiene la gran responsabilidad de hacernos sentir bien de éste verano piñata, al menos, gracias al trailer, sabemos que le van a echar la culpa al presidente de los Estados Unidos, que no es Bush, pero si es el Presidente Schwarzenegger, un chiste robado de Demolition Man (1993) pero que deja ver que el humor negro tan tradicional de la serie sigue presente. Por lo demás mejor aumenten la piratería en lugar de hacerle ganar dinero a la Warner Brothers (Ambas son igual de dañinas al mundo y en realidad AOL-Time Warner no se vaya a quedar sin dinero por unos millones de mexicanos que compran piratería así que háganlo sin remordimiento).
Preguntas finales:
¿En quince años se desnudará Emma Watson en Payboy?
¿En la película final de la serie las chavas tendrán cuerpos de post partos?
¿Daniel Radcliffe donara sus millones a algún país del tercer mundo?
¿La película final será como Beverly Hills 90210 o como Melrose Place (pero con magia y villano sin nariz)?

2 comentarios:

Alicia dijo...

Esperamos que Homero Bart Lisa Marge y Maggie nos nos defrauden he esperado 18 años la película....tiene que ser buena......o si no no creo que cierto millonario caricaturista que pintaba en servilletas amarillas para pagar sus drinks quede vivo

Lalo dijo...

Psss... buena destrucción de la peli de robotitos y de la serie de Harry putter, sólo espero que Emma Watson SI se desnude en playboy en menos de 10 años o que descienda al infierno de la industria y se haga una super mega porn star...eso si seria magico